RUBEN SCRICCIOLO y su HOLGA

Creo que sostener una Holga en las manos es volver a lo elemental de la fotografía.
A lo básico, a la mística del  “que saldrá de todo esto”.

La Holga es elemental, primitiva, instintiva, te abre un campo de creatividad en el que no quedás atrapado entre seteos y upgrades digitales.

El 6×6 que te ofrece se convierte en un lienzo que te invita a pintar, solo uno mismo y la luz, sin que la cámara interceda.

Es la cámara de cajón del siglo XXI y como aquellas, estoy seguro que va a perdurar en esta vorágine de nuevos modelos digitales.

“La fotografía es una acción inmediata; el dibujo, una meditación” (Henri Cartier-Bresson).
En la Holga creo que se conjugan las dos cosas.

Esta camarita de plástico se convirtió en una extensión de mis ojos. Nunca creí que iba a suceder.

Un abrazo a los Holgáfilos

2018-02-14 Botanic Garden-img343-Holga 120N 60mm f8 lens

2018-02-09-img284-Street photography with my Holga 120

2018-02-09-img289-Street photography with my Holga 120

2018-02-09-img291-Street photography with my Holga 120

2018-02-14 Botanic Garden-img341-Holga 120N 60mm f8 lens

2018-02-14 Botanic Garden-img340-Holga 120N 60mm f8 lens

One Comment

  1. Sebastián Krupnik

    Un nuevo artista entre los que estamos vivos!!

Leave a Reply